Alan Levine
Into the Airport Light 
Terminal 4, D Gates, Phoenix Sky Harbor Airport

La ilusión y el nerviosismo y las prisas de último minuto a la hora de viajar nos pueden hacer más de una mala jugada. Dependiendo de la duración del viaje, del clima y de nuestras necesidades nuestra maleta estará más o menos llena, y cuanto más llena creamos que debe ir más posibilidades tendremos de olvidarnos de algo; pero hay tres cosas que tenemos que revisar antes de salir de casa:

Esto es lo básico e imprescindible: Pasta (dinero), pasaporte (documento de identidad) y pasaje (billetes).

 

1ªP: El pasaporte o ID.

Es el imprescindible número uno. Creo que todos tenemos bien claro que sin el documento identificativo no pasaremos del mostrador de facturación a no ser que tengamos ya sacadas las tarjetas de embarque previamente en casa, con lo cual, pasaremos del mostrador de facturación, pero aun así seguro que no entramos en el avión.

Aquí en esta P, que bien podríamos llamar “papeleo” debemos incluir  cualquier otro tipo de documentación necesaria para viajar, por ejemplo el visado, imprescindible en algunos países.

Los europeos tenemos bastante movilidad, y podemos viajar a muchos sitios sin visado, pero no a todos.

En algunos países que conozco el visado se adquiere al entrar al país, básicamente consiste en pagar,  pero OJO!, hay países que lo requieren en origen, si no lo presentas, no vuelas.

Por ejemplo, para ir a USA es un trámite online que hay que preparar con cierta antelación, y por supuesto, requiere pago. Cuidado en no dejarte engañar por agencias que te facilitan este trámite cobrando mucho dinero, cuando en realidad lo puedes hacer tú mismo online con la página oficial (https://esta.cbp.dhs.gov/esta/)

Y hay países como China, India o Rusia con requisitos especiales para emitir el visado y donde los trámites pueden llevarte más tiempo de lo que imaginas. Así que este punto conviene prepararlo con mucho tiempo, en algunos casos incluso antes de comprar el pasaje.

La documentación necesaria para viajar depende del país destino y también de tu nacionalidad o país de procedencia… así que ante la duda, para saber qué documentación necesitas, recurre a la página oficial del “ministerio de asuntos exteriores” de tu país.

 

Pasaporte

 

2ªP:El pasaje o billetes

Sin pasaje no hay vuelo, no hay barco, no hay tren, no hay bus. Sí que habrá autostop o tendremos nuestras piernas para movernos, pero esto no lo trataremos en este post.

Boarding pass para Eva

 

3ªP:La pasta.

El dinero, la plata, money money, cash. Sin dinero, pero con pasaje y pasaporte seguro que llegaremos a destino, pero sin pasta, nos puede ser complicado si no tenemos las ideas claras de como buscarnos las castañas.

Como ya hemos hablado en otros post, sin pasta podemos hacer couchsurfing, donde nos ahorramos el alojamiento, o incluso housesitting, pero aquí la comida no suele estar incluida, si quizás en el caso del woofing, pero sin un pequeño ahorro, sin algo de pasta para empezar e ir tirando, todo puede ser muy complicado.

dinero

 

Otro punto imprescindible que necesitas preparar con antelación antes de viajar a según qué destinos, son las vacunas.  Si queréis lo podemos llamar la cuarta P, de “pinchazo”.

Esto también se debe preparar con mucha antelación, porque algunos casos necesitarás vacunarte de varias cosas y con varias dosis y un intervalo considerable de tiempo antes del viaje.

Para asegurarte de las vacunas que requiere un país o zona, te recomienzo también consultar la página oficial del ministerio de asuntos exteriores de tu país (consejos para viajar al extranjero), o bien tu médico de cabecera o centro de vacación de tu ciudad.

No obstante, a decir verdad, mi opinión es que en todos estos sitios a veces son un poco alarmistas y se pasan de precavidos. En muchos países solo son necesarias las vacunas si vas a pasar por zonas especialmente despobladas, selváticas, o de especial riesgo de infección. Pero lo dicho, déjate asesorar por los expertos.

Si tenemos estos CUATRO puntos en mente, puede que no se nos arruine el proyecto de viaje nada más salir de casa.

Pero en los tiempos que corren añadiría un único otro elemento imprescindible para el viaje. Y no, no es el cepillo de dientes ni el palo de selfies, porque estas cosas triviales se pueden comprar siempre que tengas la tercera P, de Pasta.

Es el móvil y cargador. A todos nos gusta la sensación de desconectar cuando estamos de vacaciones, pero en los tiempos que corren, a no ser que seas un radical y quieras hacer “hacia rutas salvajes”, tiene sentido llevar contigo tus contactos y no quedarte totalmente incomunicado durante todo el viaje. Así que… lleva el móvil: puede ser tu móvil súper alta tecnología 4G, o cualquier otro móvil cutre con pantalla monocroma, pero lo importante es tener tus números de contacto a mano. A esto súmale el cargador… porque lo uno sin lo otro te pude servir de poco. Ah! Y súmale el adaptador de electricidad, porque en algunos países, sin esto, estaría igual en cuanto te quedes sin batería. Claro que el cargador generalmente lo puedes adquirir en destino si tienes la tercera P de pasta y un adaptador en los aeropuertos o incluso pedir prestado en las recepciones del hotel.

60 CONSEJOS QUE ME HUBIERA GUSTADO SABER PARA NO LIARLA EN MIS VIAJES
DESCARGA GRATIS EL EBOOK. ¡OJALÁ LO HUBIERA SABIDO ANTES!

Si no ves un email en tu bandeja de entrada, es posible que este en tu carpeta de Correo No Deseado

100% libre de SPAM